lunes, 2 de mayo de 2011

Bueno, tanto tiempo sin escribir como siempre... y han pasado muchas cosas, la semana santa, el salón manga, examenes, noticias & bla bla bla. En fin, este salón manga ha sido una mierda sinceramente, me he amargado muchísimo y lo único que he hecho ha sido dar vueltas a un mismo recinto observando 12391283 personas hacer lo mismo que yo. Una vez tenido este año de salón manga con experiencia, me pregunto si seguiré yendo en los próximos años, y me doy cuenta que todo depende de la compañía y de las intenciones que tengas al ir allí. Me gustan las primeras horas, saludar gente, echar una risa con tus amigos, bailar, hacer el tonto, hacerme fotos con cosplayers, comprarme algun poster o cualquier chorrada.. pero luego todo empieza a ser monótono con el mismo grupo o persona al que te has habituado. En resumidas cuentas, hubiera estado mejor durmiendo en mi casa. Y ayer fui a un concierto de Pol 3.14 en el que perdí 2 horas porque 2 grupos teloneros duraron más que el propio Pol, pero en fin, no estuvo mal, aunque sigo pensando que no soy de esas personas de conciertos. Soy demasiado rara para mi gusto, para mi edad y para ser yo misma, pero eso me gusta, me gusta saber que no hay nadie como yo, que nadie suele entenderme, aunque me sienta sola. Simplemente quiero pasarlo lo mejor posible sin tener que preocuparme por nadie ni nada, sin tener que estar pendiente de nada, de mi futuro o mi pasado. Y lo cierto es que es algo complicado para mí porque soy una persona que todo lo ve desde fuera.
Ahora viene la feria la semana que viene, y espero aprovecharla al máximo y pasarmelo lo mejor posible... aunque tengo cierto presentimiento que me temo que se hará realidad, pero espero encontrar gente que quiera acompañarme a pasarlo bien.
Por cierto, es curioso cómo cambian las cosas en unos días o unas horas, y cómo te vas dando cuenta de que al mismo tiempo que las cosas cambian tú eres tú y no cambias, simplemente te dejas llevar por el momento, el tiempo y tu yo interior, tu pensamiento, tus sentimientos. Luego llega el arrepentimiento y al mismo tiempo el gozo por saber que tienes personalidad, que estás loca, que no sabes de qué hablas, pero que simplemente eres tú.

Dicen que el dolor se hace más tangible a través de las palabras, que podemos mirarlo como a una criatura oscura, tanto más ajena a nosotros cuanto más cerca la sentimos.


Y esque a mi lado nunca has estado si fui atrapado por mis fantasmas del pasado.
Va por quien esté y a cambio no pida nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario