domingo, 27 de febrero de 2011

Impotencia de no ser quien quiero ser.

sábado, 26 de febrero de 2011

Amigos

falsos, verdaderos, simpaticos, estupidos, divertidos, almas de las fiestas, fieles, infieles, amables, bordes, graciosos, serios, mejores, peores, egoistas, raros, tolerantes, mentirosos, sinceros, egocéntricos...

amigos, a fin de cuentas, con quienes echar unas risas en esta putrefacta y extraña vida que llevamos. Nadie es perfecto!
Paso de todo!


So happy I could die

viernes, 25 de febrero de 2011

Estoy sola. Siempre lo he estado. Sólo quiero buscar un poco de felicidad, aunque sea solo por unos segundos.

Estoy harta de todo joder, estoy sola en todo, me siento estúpida.


No sientes ni padeces. Todo te da igual

lunes, 21 de febrero de 2011

Tribus Urbanas

Aquí dejo un texto tipo esperpento que he tenido que hacer para una tarea de clase, pero como creo que no me ha quedado tan tremendamente mal aquí lo dejo, que me ha gustado y todo xD (aunque parece más bien una fábula, pero me gusta el contraste que hace lo grotesco en las historias).

Allí en el bosque, amplio pero dividido en diversas zonas se encontraban por un lado las ranas, haciendo su vida en las charcas, cotilleando sobre los últimos acontecimientos y disfrutando del sol que se reflejaba en el agua mientras ellas entraban y salían a la vez que se reían. Por otro lado estaban las liebres, corriendo velozmente, presumiendo de ello ante las tortugas, quienes iban más despacio pero solían ser más inteligentes y les adelantaban en muchas ocasiones, por lo que siempre estaban en continua disputa. También estaban los pájaros, volando de aquí para allá, de un árbol a otro, viendo cómo todo pasaba, siendo así los más cotillas, mientras que los leones, burlones y crueles, se burlaban de las ovejas, quienes solían ser las más sensatas y maduras permaneciendo en distintos lugares y trabajando. Un día, un astuto pájaro pudo ver cómo una de las ranas se acercaba al territorio donde habitaban los leones, ya que estaba en busca de alimento para todos sus amigos. Al acercarse, las ranas, que también se dedicaban a cotillear, se acercó por un diminuto agujero a ver qué estaban haciendo los leones. Se pudo fijar en su vida, tan distinta a la vida rutinaria que ella tenía con sus amigas las otras ranas: veía cómo hacían otros juegos más curiosos, con los que no podía evitar sentir ganas de cambiar y de jugar a ellos, de ir allí como si fuera un león más. Pero dándose cuenta de la tontería que estaba pensando volvió a su charca, pero como no pudo quitarse la idea de la cabeza se lo contó a sus dos mejores amigos que permanecían en un trébol sentados mientras el sol les daba de pleno:

-¿Os habéis fijado en los leones, cómo juegan y lo bien que se lo pasan?

-¿Estás loco? Si te oyen diciendo eso, pueden burlarse de ti hasta que se cansen, y créeme que tardan en ello

Una vez tenida esta conversación la rana se olvidó por completo. Pero el pájaro, el más cotilla de todos se lo contó a uno de sus compañeros y este, que era el más curioso de todos, decidió un día ir a dar una vuelta en busca de nuevos juegos y nuevos territorios por los que volar, y pudo ver cómo competían las liebres y tortugas. A este le pareció tremendamente divertido cómo jugaban y se lo pasaban en grande compitiendo tan en serio, por lo que fue a contárselo a uno de sus compañeros. Este en cambio, le hizo caso y los dos fueron hacia el lugar al que había ido. Se posaron tranquilamente en la rama de un árbol a observar mientras liebres y tortugas competían divertidamente en una carrera mientras espectadores sosegados como eran las ovejas, observaban el espectáculo. Una vez todos ellos vieron a los pájaros se quedaron con cara de asombro y les preguntó:

- - ¿Qué hacéis ahí mirando tan embobados?

- - Lo siento , pero me he estado fijando en vuestro juego y me gustaría probarlo.

- Vamos, venid a jugar! –le dijo medio en broma, creyendo que no serían capaces de correr tan velozmente como ellas

-

Los pájaros pudieron participar en el juego, quienes fueron volando sin tocar tierra, mientras que las jueces liebres lo consideraban como trampa.

-¡No puedes jugar así!

-No puedo hacerlo de otra forma, esta es mi forma de jugar

-Entonces estás descalificado.

Los pájaros desanimados volvieron a su territorio, mientras una vez más, como era de costumbre cotillearon a las ranas volviendo a su trabajo, quienes volvían a sentir cierta curiosidad por ir a visitar a los leones. Un día, fueron a hacerlo por el aburrimiento que les provocó un mal día, y una vez entraron, los leones les miraron con desprecio mientras se reían sin parar. Ambas ranas, sintiéndose mal, se volvieron sin apenas poder tener oportunidad de jugar.

Mientras tanto, las ovejas, reflexivas, quienes se iban enterando de todo por casualidad, llegaron a una conclusión:

-Amigas mías, muchos somos en este enorme bosque, y muchos territorios son, aunque nosotras solo podamos ver el nuestro. Tengo cierta curiosidad por saber cómo serán otras vidas, otros lugares y otros seres que nos hagan reír. Pero está claro, que antes de poder hacer nada al respecto y vencer nuestra curiosidad, deberemos conseguir algo mucho más importante para la sociedad que tenemos ahora mismo: el respeto e igualdad por parte de todos, por muy distintos que nos haya creado nuestra naturaleza.

Finalmente, las ranas, cotillas y flojas no aportaban nada a los juegos de los leones; las tortugas lentas y torpes vieron que no podían competir con las liebres astutas pero indignas al igual que los pájaros acostumbrados a deambular de un lado para otro en el aire, eran incapaces de participar en los juegos de los demás ya que su inestabilidad no les permitía permanecer mucho tiempo dedicado a un juego constante, por lo que cada uno siguió su camino con sus virtudes, sus defectos y su vida rutinaria junto a sus amistades de su misma especie. ¡Nadie puede cambiar fácilmente!

Agobio.

Uffffff. Estoy hasta arriba de examenes.. y tengo un agobio total, y lo peor es que no me siento con fuerzas ni ganas de estudiar -.- el ordenador me come.. y encima me he llevado aquí medio día sin cnotar el instituto y ahora estoy to tarde para hacer nadaxD asi que bueno, en breve iré pa hace la tarea a ver si estudio algo... y esta noche escribo, si tengo tiempo.. ._.

Talue!

domingo, 20 de febrero de 2011

Falsos.

Falsos everywhere. Asquito.



Y sigo sin ganas de nada

sábado, 19 de febrero de 2011

Me siento esclava y me mata el tiempo.


Nunca pensé que sería tan difícil decir con palabras exactas cómo me siento. No puedo evitar sentirme melancólica de aquellos tiempos pasados, en los que era tan feliz que simplemente sentía agradecimiento y felicidad de aquellas personas que hacían sacarme continuamente una sonrisa. Torpe, por no saber demostrar lo que siento a nadie, por no saber qué decir en ninguna situación. Estúpida, por mis errores, esos errores que dieron un giro a mi vida, y que quizá, todo hubiera sido un poco diferente si no los hubiera cometido. Vaga, cobarde...
Daría lo que fuera por ir atrás en el tiempo, o ir hacia adelante simplemente. No quiero vivir esta mierda de presente en la que no soy nadie, soy una más, una estúpida que ve el tiempo pasar como si no fuera nada, ese tiempo valioso que desperdicidio por la puta melancolía, que te retiene en el tiempo, pensando, meditando simplemente en el agradecimiento que sientes hacia algunas personas que te son fieles pase lo que pase, que están a tu lado y que cuentan contigo, otras que te son indiferentes, o simplemente no te dejan vivir cómodamente, a gusto, y feliz. Esa puta melancolía... que no te deja dar un paso hacia adelante. He cogido el peor camino y me he enredado en las ramas, ya no siento ganas de avanzar, quizá por los recuerdos, que simplemente, me susurran que nada volverá a ser como antes, que nada será como podría ser. Me hace sentir cada vez más dudas de saber quién soy, el tiempo me mata mientras yo no camino hacia ningún sitio, simplemente me quedo atascada en mi memoria, en mi pasado, sin ganas de seguir adelante, simplemente... porque no veo meta ninguna en ningún sitio. ¿Y si no sirvo para nada? ¿Y si acabo no siendo nadie? Sabré que yo me lo busqué, por quedarme atascada en la misma mierda. En fin, déjame con mis paranoyas mentales y mis recuerdos aquí, quieta, parada, sin hacer nada, simplemente pensando en lo mismo, imaginando, extrañando viejos tiempos... o tiempos que nunca sucederán. Déjame soñando en mi mar de desencanto, en el que me ahogaré yo sola, poco a poco, sabiéndolo, sin hacer nada, simplemente lamentándome por todo. Lo siento, sé que no valgo para nada, pero no lo puedo evitar. Sólo tengo ganas de dormir, de llorar, de soñar.


Ése ha sido tu problema. Que te has pasado la vida soñando.

Que el tiempo me coma

No tengo ganas de nada...

viernes, 18 de febrero de 2011

Mucho que hacer sin ganas de hacer nada.

Creo que no sirvo tampoco para escribir.
Miles de cosas se me pasan por la cabeza, deseo escribir, plasmar... pero no puedo, no sé por qué. Las palabras se me atascan cada vez más. No sé dónde estoy, me siento mal conmigo misma. No sé cómo expresar todo lo que siento últimamente, no tengo fuerzas para escribir mis pensamientos, no me viene la inspiración. Últimamente no tengo ganas de nada... nada cambia, todo sigue igual, yo lamentándome por ser como soy. No valgo nada. Mis amigos sí, pero simplemente...odio ser quien soy y no poder demostrar mis sentimientos, odio eso. Odio estar sola todos los días rutinarios. Odio estar donde estoy. Odio no ser un poco mejor. Odio ser tremendamente indecisa y como consecuencia, equivocarme en todas mis decisiones.
Odio todo, me odio a mí, a la sociedad, el egocentrismo de la gente...
Me propongo escribir cada viernes un trozo de algo si me siento incapaz de escribir algo en los demás días. Ojala todo fuera de otra manera, ojalá volviese a nacer, poder vivir de nuevo, formar mi vida, matar el tiempo...antes de que él me mate a mí. Me siento desencajada, siento que no valgo para nada...me siento sola, en todo. Es una terrible sensación ser 1 contra 100. Me siento estúpida, desencadaja, triste, melancólica, enfadada, con ganas de cerrar los ojos...y correr lo más rapido posible.

Los sentimientos y yo, vaya locura!

Tristeza vaga, profunda y sosegada

miércoles, 16 de febrero de 2011

Desagradecidos.


Das la mano, y te cogen el brazo (:


Nada más que añadir.

domingo, 13 de febrero de 2011

Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.Me odio.

sábado, 12 de febrero de 2011

Una pequeña última cosa.

Un pequeño consejo, para aquellos nadies que visitan mi blog, es muy pequeño, pequeñísimo. Tan pequeño... que no le vereis el sentido, pero cuando os sintais guiados por algo, me comprendereis.

Nunca, nunca, nunca, pero que nunca, jamás de los jamases y cuando digo esto me refiero a que en la puta vida que teneis, altereis vuestro destino.

Podríais lamentarlo toda vuestra vida, y entonces será cuando caereis en una especie de mundo paralelo en el que nadie os ayudará, no porque no quieran, ni porque esteis solos, ni porque sean malas personas que se vuelvan en contra tuya. Simplemente, os habreis metido en un destino al que no estabais destinados, un destino que puede ser bueno o malo, y entonces eso se convertirá en una rueda y querreis volver a cambiarlo, pero no podreis. Será como si estuvieras en un sueño, nadie te escucha, tú eres el espectador, y no encajas con nadie. Te sentirás solo de no poder decirle a nadie con palabras exactas cómo te sientes sin que se lo tomen a risa. No porque sean gilipollas, no, sino porque ahora eres diferente al resto. Estás desencajada, y estás encajado a la fuerza. Y desesperados por conseguir que todo vuelva a cambiar de nuevo, acabareis con la vida hecha una mierda. Es una especie de droga. Tu vida es una droga. Cuando cambias dejas de tomarla y comienzas con otra cosa, comienzas a tener el síndrome de abstinencia. Ahora, te toca vivir así, ¿y? ¿y qué? pues que te jodes. De por vida, te jodes. Con otro destino y con la puta buena o mala suerte que te acompañe en tu viaje.

Espero que seais afortunados.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Me lo busqué y lo encontré.

Meodio. Todo está acabado. No tengo fuerzas para nada. Me siento sola. Me aislé de todo queriendo y sin querer. Estoy en un agujero negro y parece imposible volver al lugar donde un día caí. Necesito marzo. Y abril. Y mayo. Y verano. Y bachillerato.

Necesito cambios.
Necesito vida...

Lo juro, maldito sea el día en el que se me ocurrió cambiarme de colegio. Nunca lo superaré. Quiero un psicólogo. Ese puto psicólogo que nunca tendré. Esa puta persona que nunca me ayudará. Esa puta vida que nunca tendré, que perdí. Y lo peor es que yo me lo busqué, lo peor es que nada tiene vuelta atrás, lo peor es que tengo que aguantar día tras día con el deseo de volver a nacer. Pero no, en realidad... lo peor de todo es saber que todo podría ser de otra manera.

Y esque sois unos hijos de puta, que no mereceis una mierda, que lo teneis todo siendo patéticos, que tendríais que iros al puto carajo y quedaros allí de por vida, que ojalá algún día os hagan el vacío completo para que aprendais. Y que si no os lo digo a la cara es simplemente para que no me lo hagais pasar un poquito peor de lo que ya haceis.

Y que si soy una insociable de mierda, es mi culpa.
Que si estoy así, es mi culpa.
Que la vida que tengo, yo me la he buscado.
Que no puedo más con ella.
Que quiero mandarlo todo a la mierda.
Que me quiero suicidar, ya que no sirvo para nada.
Que no tengo ganas de esperar, que todo ha muerto para mí.
Que soy una puta exagerada de mierda y una paranoica, pero que es lo que hay, y yo me siento así.
Que no puedo seguir así.
Que necesito ayuda.
Ayuda para no estar/ser así.

Solo tengo ganas de llorar. De tirarme en la cama a dormir, a no pensar. De pasar de todo, y cuando digo todo es todo. Nadie me ayudará, ni me tomará en serio. Solo soy una niña estúpida del montón deprimida, pero y qué? como todos los adolescentes, ¿no? Todos están así, claro.

Cada día tengo menos claro quién soy, qué me gusta, a dónde quiero llegar y cómo voy a superar mis errores.

Tonterías y tonterías... pero no sabeis cuánto significa para mí saber que soy una puta torpe que comete errores cada 2x3 para luego arrepentirse y darse cuenta de que todo, absolutamente todo podría ser tan completamente distinto de haber sucedido de no haber cometido ese error...









Ya no tengo ganas de "vivir", me siento sola, completamente sola.
Quiero llorar. Y dormir.

lunes, 7 de febrero de 2011

¿Pero por qué carajo tengo que ser diferente?
¿Por qué carajo me tienen que pasar estas cosas? ¿Por qué carajo yo no puedo ser como ellos y tener la misma felicidad? ¿Por qué CARAJO ellos SÍ y yo NO?
No lo entiendo, nunca lo entenderé. Y me odio. Todo lo hago mal, hasta lo que no hago. Todo me sale mal, todo lo elijo mal, solo voy por los malos caminos... y no aprendo. Siento que no sirvo de nada. Es este tipo de sensación en la que sabes que seas como seas eres inservible, y que lo seguirás siendo, y tarde o temprano se dará a entender.
No puedo dejar de arrepentirme de mis decisiones, de mi forma de ser, de ser quien soy. No puedo arrepentirme de no creer en el destino, de saber que todo ha cambiado, que he destruido muchas cosas de mi vida y que me he hecho una inútil.


Me siento estúpida, ignorante, manipulada.
Me quiero morir, así por lo menos no molestaré a nadie.

domingo, 6 de febrero de 2011


Estoy harta, cansada...de ser quien soy. Harta de ver cómo otros son felices. Harta de buscar mis fallos, de sentirme inútil, estúpida, ignorante. De sentir que odio ser quien soy. De vivir mentiras, de ver pasar el tiempo como si nada, de observar... y callar. ¿Pero por qué ellos sí y yo no? ¿Por qué todo es tan injusto, tan raro...? ¿Por qué no soy otra persona? ¿Por qué no abunda la suerte, o bien existe la justicia? Me siento una fracasada, una espectadora de cine, una inútil. Siento que estoy sola, que estoy hecha para estar sola, para no ser alguien divertida, lista, normal, como todos, del montón, solo ser una más y tener un pedazo de suerte de que alguien me quiera.
Cuesta hacer lo que uno quiere. Casi nunca se puede hacer lo que uno quiere. Qué coño... nunca, se puede hacer lo que uno quiere. El mundo es una mierda. En el fondo somos amebas, nos movemos con la marea: nos creemos que tenemos la capacidad de elección y es mentira, no depende de nosotros...
Y supongo que es la suerte que me ha tocado...o que soy estúpida.


C'est la vie


¿Dónde estarás esta noche, Margot?

martes, 1 de febrero de 2011

Una vez más, reflexiono sobre lo que nunca superaré: mi vida, en pocas palabras. En todos los aspectos, siento que mi vida está desordenada, que "destruí mi destino", que podría..simplemente tener una vida diferente, si fuera todo diferente, si hubiera tomado las decisiones correctas, si fuera alguien "normal" por así decirlo en esta vida. Siento que desaprovecho mi vida por día y hora y que pasa, que nada tiene sentido, que no me gusta nada de esto y que debería de gustarme. No es que no me quiera, no es que mi vida sea 'una mierda', es solo melancolía de que todo podría ser diferente. Es solo... saber que me siento perdida y sola, como si estuviera en un mundo desconocido, aunque el mundo desconocido sea el conocido por todo el mundo