jueves, 25 de noviembre de 2010

Quiero llorar...

De miedo
De felicidad
De rabia

lunes, 22 de noviembre de 2010

Necesito escribir algo antes de irme a dormir. Antes de que la burbuja explote, antes de que todo se vaya al carajo...
Es increíble las vueltas tan raras que da la vida, y cómo a veces queremos quedarnos en esa vuelta para siempre, y que no dure solo unos instantes, que esa vuelta solo se convierta en un simple sueño...
Que la cague, que no sea yo misma, o quien yo querría ser...

Quisiera que este momento durara siempre







Y los sueños, sueños son...


sábado, 20 de noviembre de 2010

Reflexión de tarde.

Muchas veces estamos mal... creyendo que necesitamos reparar nuestros errores, volver atrás en el tiempo para arreglarlo todo y solucionar nuestros problemas. Pero digo yo, ¿por qué debemos perder el tiempo en intentar solucionarlo todo para intentar que todo sea de otra manera? ¿no se puede sufrir en silencio, vivir con ese "hueco" en el corazón? Realmente, pienso que la felicidad es un estado de ánimo, que te llega por momentos. Es decir, no eres feliz. Estás feliz. Puede pasarte la cosa más maravillosa del mundo, sentir que lo tienes todo, que no necesitas nada más... y sin embargo a la mañana siguiente todo da un giro, así, de repente. Te das cuenta de que te han arrebatado eso que te habían dado prestado, esa pequeña parte de felicidad que te faltaba. Y cada vez me voy dando más cuenta de que solo puedes ser "feliz" tú mismo, sin depender de nada ni de nadie, sin arrepentirte de nada que hayas hecho, simplemente pasándolo bien, no comiéndote el coco y siendo de una determinada manera. Quererte a ti mismo. No sé si luego vendrá lo demás... al fin y al cabo la gente se obsesiona con vivir a la perfección en su mundo de ensueño con su felicidad por delante, pero nos damos cuenta de que esto no es un cuento y que no podemos ser felices mientras que dependamos de algo, cualquier cosa, ya sea un problema, un pensamiento, una idea... simplemente eres tú el que debe ver las cosas con un cristal o con otro, y todo dependiendo del estado de ánimo. Otra cosa distinta.. es que el estado de ánimo dependa de los sentimientos o dependa de ese pequeño agujero del corazón. Nosotros podemos no depender de muchas cosas, pero el estado de ánimo no. No creo ser capaz de encontrarme con un buen estado de ánimo en el instituto en la situación en la que estoy allí, sinceramente. Y lo cierto es que no veo nada para remediarlo, solo y simplemente los mismos pensamientos y esperanzas de todos los días: que todo cambiará. Sí, cambiar... es fácil decirlo, pero ¿hacerlo? Fé tienen aquellos que creen que van a cambiar de la noche a la mañana con solo querer ser una determinada manera. Tú eres como eres, y no puedes cambiar con solo quererlo. No puedes estar de una determinada manera solo porque quieras estar así, aunque seas la persona más optimista del mundo. Basta con darte cuenta de cómo actúa tu subconscicente ante tales hechos... yo quiero cambiar, sí. ¿Cómo? No puedo responder a eso aún. Creo que he cambiado bastante en los últimos años, pero no sé cómo carajo lo he hecho. Y es bastante normal teniendo en cuenta que aún no sé ni siquiera quién soy... no sabría describirme a la perfección, y se supone que yo soy la persona que debe saber eso mejor que nadie. Quizás sea el tiempo el que lo arregle todo, quizás no, no lo sé. Creo que todo es cuestión de cambio de aires, vida, tiempo... pero que esa "cosa" siempre quedará ahí. Y es algo a lo que debes acostumbrarte, como con todo. La costumbre a estar de una determinada forma, puede llevarte a ser feliz en tu propia y única soledad.

martes, 16 de noviembre de 2010

Lo sé...

Sí, lo tengo más que sabido. Ajo, agua y resina, es lo único que me queda, lo sé. Que hay casos, momentos, épocas en las que debes joderte, aguantarte y resignarte. En la que debes superarte a ti mismo y superar los errores que has cometido y seguir adelante, ya lo sé. Que no sirve de nada quejarse, repetir una y cien veces la misma frase de siempre con la que en cierto modo saco mis sentimientos fuera, que no tiene sentido estar siempre igual cuando yo ya sé lo que hay. Lo sé, lo sé y lo sé... pero lo que no sé es cómo superarlo y no sentirme así, constantemente.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Dicen que a través de las palabras, el dolor se hace más tangible. Que podemos mirarlo como a una criatura oscura. Tanto más ajena a nosotros cuanto más cerca la sentimos. Si uno de estos pequeños granitos enferma, el resto del organismo enferma también. Pero yo siempre he creído que el dolor que no encuentra palabras para ser expresado es el más cruel, el más hondo… el más injusto.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Sueños, imágenes caprichosas que mezclan nuestros recuerdos, alborotan nuestra memoria durante noches y noches, horas y horas... Los sueños están ahí, cada noche, dentro de tu cabeza. Nadie puede verlos excepto tú porque son tuyos. Sin embargo no puedes controlarlos, dependen de sí mismos aunque se alimentan de ti, pero son simplemente sueños. En los sueños todo es posible: volar, amar lo odiado, vivir lo que nunca has vivido, morir y volver a nacer... De los sueños puedes aprender, puedes olvidarlos... lo único que no debes hacer jamás es depender de ellos porque los sueños no respetan la razón ni el sentido, por eso nadie debería entrar en los sueños de otro.

En la oscuridad no puedes esconderte
Hola de nuevo, después de un tiempo. Últimamente no escribo mucho, me siento un poco agobiada por los examenes y con las ideas desordenadas en la cabeza. En fin... estos últimos días empiezo a sentirme como he estado temiendo. Arrepintiéndome de las cosas que he hecho.. que me han llevado a estar ahora en este instituto, me han llevado a perder a algunos amigos y a tomar algunas decisiones que, para variar, no he acertado precisamente. No tengo fuerzas ni ganas de nada. No le veo sentido alguno a nada, veo mi vida pasar como si no tuviera sentido, estudiando cosas que de nada me van a servir, sin ganas, sin ánimos para nada. Es como vivir en plan zombie haciendo siempre lo mismo, y lo peor es la sensación de que nada me sirve de nada. Que me he equivocado en demasiadas cosas, el sentirme sola día a día. Y sola, que pocas personas saben lo que es estar o sentirse solo. No me sentiría sola si tuviera a una sola persona a mi lado. Quiero volver al pasado. Ojalá todo fuera una pesadilla que me sirviera para arreglar mis errores, pero parece que una vez todo lo hago mal, nada tiene sentido y mando a la mierda todo.. y el saber que podría ser de manera distinta, que podría no haberme equivocado, que podría haber pensado un poco antes de hacer las cosas... Todo te parece un mal sueño, hasta que te das cuenta de que algo no cuadra. Es volver todos los días del mismo lugar y tener solo ganas de desahogarme, de llorar, sin fuerzas para esforzarme en nada. Y luego salir con mis amigos, que cada vez siento que me tratan como se les viene en gana. Simplemente parezco una marioneta para medio mundo. De una manera u otra. Y hoy otra vez me he vuelto a sentir "descolgada", he vuelto a sentir que sobro, siendo la última siempre para todo el mundo. Y la verdad es que aún no ha acabado el primer trimestre y yo ya estoy cansada de todo. Es difícil mandarlo todo a la mierda porque sabes que luego te irá peor, pero es más difícil todavía llevar día a día lo mismo, con los mismos pensamientos invadiendo la conciencia, y lo que me queda... lo que me queda sin que nada en absoluto tenga sentido. He pensado que muchas vidas acaban sin haber tenido sentido. Quizá la mía sea de esas, y tampoco llegue a tenerla. Veo continuamente caras felices alrededor mía, la suerte les sobra, tienen cualquier persona a su lado que le ayude día a día, no se sienten solos. Simplemente se quejan por lo que el ser humano siempre se queja, por cualquier cosa. Pero yo no me quejo por cualquier cosa, si veo que yo esa suerte no la puedo tener como los demás, que yo no puedo sonreír como ellos lo hacen, solo puedo hacer una sonrisa forzada para luego poder relajarla al llegar a mi casa. Y lo peor de todo, que quizá sí que podría tenerla si no fuera tan sumamente gilipollas. Gente que da asco, que no merece la pena. Sí, los critico, no voy a no-criticar a gente que veo que no se merece lo que tiene, que están como no deberían estar, mientras que yo esté así. Yo no soy gran cosa, de hecho he cometido demasiados errores como para considerarme digna de tener un mínimo de suerte. Pero más digna que algunos sí soy para tenerla. Y eso da rabia...da rabia que hasta la misma suerte y la misma "justicia" valore tan bien a este tipo de gente, que porque sí sean felices, de golpe. No lo entiendo, ni creo que llegue a entenderlo. Ahora mismo, no me queda otra que seguir tal y como estoy, en plan zombie, como si nada me importara y fuera "feliz" . Seguir siendo el bicho raro y directamente no siendo nadie para la gente, haciendo cosas sin sentido y estudiando cosas que no me servirán de nada, con miedo a quedarme atrás y pensando que es lo que pasará. Puede que suene un poco pesimista, pero prefiero ser abogada del diablo que hacer como todo el mundo dice, ser optimista. ¿Para qué? para llevarte peor chasco, de nada sirve ser optimista. Pero supongo, al fin y al cabo, que más triste que la sonrisa triste, es la tristeza de no saber sonreír. Puedo sentirme orgullosa de saber mantenerla aunque no tenga significado.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Patético...

Son felices en su burbuja llena de mierda con sus pensamientos mediocres. Al final, me pregunto yo, ¿la vida pone a este tipo de gente en su lugar? Porque yo no lo veo así. Veo todo un misterio de suerte y de injusticia a la vez, en el que ninguna regla ni nada que hagas te influye para nada en tu vida. Y claro, como digas algo que no esté de acuerdo con la mierda de sociedad, ya eres un bicho raro. Asqueroso, repugnante. Resulta que tienes que ser mediocre para ser feliz, para que la gente te acepte. Tienes que vivir una puta mentira y ser un falso para poder sobrevivir y que no te dejen de lado. Y yo sigo preguntándome, ¿es esto normal? Supongo que sí. Que en esta vida... da igual lo que hagas, da igual cómo seas. Cuanto más caradura tengas y más falso seas más mérito te llevas, más feliz y más salidas tienes. Y continuamente se ven..muertes injustas de gente inocente mientras otros gilipollas, todo hay que decirlo, viven estupendamente en su mierda. Y lo peor es que no puedes hacer nada, que todo lo lleva el destino, la suerte y la vida que te ha tocado. Y lo que no voy a hacer es cambiar, ser otra persona. Aunque acabe siendo lo más infeliz, aunque acabe sola, sin nadie que me comprenda, aunque muera sin razón alguna y que mi recuerdo quede en el olvido, me-la-suda. Al menos no me avergonzaré de quién soy. Y esque este asco... me puede.

Todo es mentira, todo lo que oímos y lo que vemos. Cuantas mentiras escupen, cambian constantemente unos detras de otros. Esto es un ataúd, un ataúd móvil. Nos quieren muertos o viviendo sus mentiras.